viernes, 9 de noviembre de 2007

BAILÉ CON EL VIENTO

Rebuscando entre mis "recortes" me he re-encontrado con este texto de un blog llamado La Mala de la Película. Página muy recomendable, escribe muy bien y habla de la belleza de lo cotidiano de un modo maravilloso. Disfrutadlo. Feliz fin de semana. Yo me voy de escapada europea unos días, si el temporal me permita regresar, nos veremos muy pronto.


Juro que bailé con él. Y desde entonces, lo importante no son los kilómetros. Lo importante son las plumas, que se me caen cada vez que trato de alzar el vuelo. Termino en esqueleto siempre que me arrastra el aire. Y ya en el suelo me encuentro con mis huesos, unidos con el fino hilo de la saliva de funestos besos. Pero ahora que soy un ratón me levanto muy temprano, antes de que salga el sol, para ir bailándole, una a una, a cada sombra que aparece tras su rastro. Como el viento, como el viento, pero nunca con él. Sólo me permite ser ave, sombrero revuelto, falda burlona, paragüas travieso… Basura, materia caduca.

Y las ilusiones son la boca de mis sentimientos, si te miro… Sé que no hay ya colores que pinten algo nuevo, que por más que mezclo, y aplasto las flores, el aire sigue siendo lo más bonito, lo más grande, lo que mueve el mundo con cada respiración, con cada aliento, cada susurro y cada palabra. Con cada te quiero hay sólo eso… Aire. Jodido y errante aire.
Abandonarme y vaciar mi cuerpo es lo que queda. Polvo eres, y en polvo te convertirás. Quizá debo entonces dejar de pronunciarme. Sólo cuando el aire se tropieza con el humo, sólo si nota mi deseo de dejar de ser parte del suelo… Sólo así recordará que vivo. Y entonces, podré volver a bailar con el viento. www.lamaladelapelicula.com

1 comentario:

lamaladelapelicula dijo...

Muchas gracias por dedicarme palabras tan bonitas. :)

Enhorabuena por el blog