miércoles, 12 de marzo de 2008

NO ME NOMBRES

Al no nombrar ciertas cosas creemos que desaparecen. Estupideces del ser humano de nuestra naturaleza orgullosa y absurda. ¿No hablar de nuestros miedos ayudan a que desaparezcan? El miedo reside realmente en indagar demasiado adentro y descubrir la verdadera razón del temor. Nos asusta saber. Sabernos demasiado cuando intuimos que no nos gustaremos. Humano, estúpido o racional, entiéndelo como quieras pero el tiempo demuestra que no se pueden esconder demasiado las palabras que no se quieren nombrar. Tal vez no las podamos nombrar porque no sabemos como se pronuncian. Palabras sin nombre que en el delicioso viaje de la vida debemos descubrir y aprender a sabernos a través de ellas. Y... ¡por qué no? Tal vez una mañana en que nos levantemos con la energía y fuerza suficiente... nombrarlas.

Javier Calamaro - No Me Nombres
Ahora que parece para siempre no dura tanto
que nunca que toda la vida de repente es un rato digo,
ahora igual que antes puedes para siempre odiarme...por un rato
O puedes para toda la vida olvidar que también hubo alegrías,
pero si prefieres quedarte con años que olvidaste,entonces...
voy a pedirte no me nombres,
para siempre no me nombres,
por este rato que es toda la vida lo mejor lo voy a seguir dando
te estoy cuidando para siempre de mi de que no,no me nombres por favor
puedes olvidarme para toda la vida olvidar que también hubo alegrías
pero si prefieres quedarte con años que olvidaste entonces
voy a pedirte que no me nombres
o puedes para toda la vida olvidar que también hubo alegrías
pero si prefieres quedate con años que olvidaste...
voy a pedirte no me nombres, para siempre, no me nombres.
Por este rato que es toda la vida
Lo mejor lo voy a seguir dando
te estoy cuidando para siempre de mi de que no, no me nombres por favor...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

... k toda la vida de repente... es un rato... (esta cancion ya forma parte de la banda sonora de varia gente... identifikense!)
me ha tokao, tenia k escribir comentario... cuando esté en plena forma colaboro con articulo... tengo varias ideas pero mi cabeza no esta en su mejor momento literario...
NO ME NOMBRES... DESCUIDA!
***CRISSY***

Ruth dijo...

...ahora ke parece para siempre...
interesante...me ha gustado mucho la reflexión...y la canción es definitivamente una de las favoritas de mi vida...
gracias noe...
besines...

ruti

Noemí dijo...

Aquí otra Noe, amiga de Ruti, que al final todo queda en casa...
Me animo a incluir mi comentario quizás porque con esa canción has dado justo en "una de esas" que marcaron un momento importante...
Y sí... eso dije yo: "no me nombres..." (aunque en el fondo signifique "no dejes de hacerlo").
¡¡Encantada de conocerte!!
Noemí

Anónimo dijo...

Hola guapa, soy Marta. Veo que estamos todos en un periodo de reflexión....menos mal que el 2008 al ser par iba a ser bueno ¿eh Ruth?. Deduzco por la reflexión que todos estamos en momentos bajos...es duro enfrentarse a las cosas, y no nombrarlas puede ser una terapia para algún tiempo...pero no para siempre, porque no nombrarlo no significa que no haya existido, además todo lo bueno y lo malo consigue hacernos más fuertes y sabios, asique como dices Noe, enfrentemos nuestros miedos y llamemos a cada cosa por su nombre...y si hay que llorar se llora...of course...

ÉonoÉ dijo...

Me preocupais: tantas horas bajas no son saludables. Nombremos lo que haya q nombrar y forcemos una carcajada que al final será real. De lo contrario no vuelvo a profundizar que se me deprimen. Besazos

Belén. dijo...

Puedes para siempre odiarme por un rato. O puedes para toda la vida olvidar que también hubo alegrías, pero si prefieres quedarte con años que olvidaste, entonces voy a pedirte no me nombres, para siempre, no me nombres, por ese rato que es toda la vida.
eso es lo que me pasa hoy. exatamente eso. pero en realidad, toda persona que experimenta esto, sabe que ese 'no me nombres' es en realidad un 'por favor, no me olvides'. es simple, nadie quiere ser olvidado, nadie quiere que lo dejen de nombrar. a pesar de que las cosas no estén bien, siempre está la esperanza que esa persona te vuelva a nombrar, pero esta vez, no porque te odia, sino porque se arrepintió de haberlo hecho.
bah, por lo menos eso es lo que yo entiendo con esa canción que hace tanto que vengo escuchando por lo mucho que me identifica.
ahora que parece para siempre, no dura tanto.
Belén.